El tiempo - Tutiempo.net

NOTICIAS

Convenio de cesión al Ayuntamiento de libros y revistas sobre cine para el Legado Eduardo Gil de Muro Quiñones

31.01.2024 - Biblioteca Pública Municipal

Santiago Milla, 18

En la tarde de hoy, 31 de enero de 2024 se ha firmado el Convenio regulador de la cesión temporal y gratuita de bienes al Ayuntamiento de Arnedo de la colección de libros y revistas sobre cine para formar el Legado Eduardo Gil de Muro Quiñones que fueron parte de la biblioteca personal de este arnedano.

Mª Carmen Martínez Lasanta, Sara Gil de Muro Martínez y Teresa Gil de Muro Martínez, respectivamente viuda e hijas de Eduardo firmaron el Convenio junto a Javier García Ibáñez, Alcalde de Arnedo.

Eduardo Gil de Muro Quiñones (1940-2007). Crítico de cine desde su juventud. Impartió centenares de charlas, cursillos y coloquios en La Rioja y fuera de ella. Fundó algunos y participó activamente en los cine-clubs riojanos, además de los señeros de Logroño, como el Lumière, en el Sendero de Arnedo, Hexágono de Nájera, Arca de Aldeanueva de Ebro, Tembers de Villamediana de Iregua, Ultreya de Viana (Navarra), etc.

Ejerció la crítica cinematográfica en Radio Nacional de España en La Rioja, en los diarios La Voz de La Rioja y El Correo Español (edición Rioja) y las revistas Cicerone riojano, Rioja Siete días, El Espolón, Boletín de voluntariado social, Revista Cáritas, Presencia7, etc. Fue profesor de cine en la Universidad Popular de Logroño y también impartió durante años cursos de iniciación cinematográfica en los institutos riojanos para estudiantes de Bachillerato y preuniversitarios.

El material se cede para que esté disponible y pueda ser utilizado por todas las personas interesadas en consultarlo, e incluye:

- Libros sobre cine: 586 recogidos en nueve cajas

- Revistas: sobre cine 18 títulos (280 ejemplares) y sobre otros temas 7 títulos (24 ejemplares)

- Enciclopedias y obras de consulta: 14 obras en varios volúmenes 

El Convenio incluye varias estipulaciones:

- Los materiales se mantendrán unidos, se integrarán en la Biblioteca Pública Municipal en la que formarán el Legado Eduardo Gil de Muro Quiñones.

- El Ayuntamiento de Arnedo acepta la cesión temporal y gratuita de dichos materiales y se compromete a:

* Disponer la infraestructura para que puedan ser organizados, conservados y utilizados

* Destinar un espacio diferenciado en algún edificio municipal, que probablemente será la Sala de los Legados

* Hacerse cargo del mantenimiento, conservación, vigilancia, limpieza y cualquier otro gasto, si lo hubiera, derivado del correcto uso del Legado

* Catalogar, organizar, preparar, instalar y poner en servicio el material recibido, en plazo de cuatro años

- La cesión se hace por cuatro años, prorrogables automáticamente por plazo de otros cuatro, salvo denuncia expresa de cualquiera de las partes tres meses antes de expirar el plazo de cesión. En caso de que las partes deseen extender el plazo de vigencia de la cesión más allá del plazo total previsto deberán formalizar un nuevo convenio.

- Para velar por el cumplimiento del Convenio, se creará la Comisión de Seguimiento del Legado Eduardo Gil de Muro Quiñones, que estará presidida por el Alcalde de Arnedo e integrada además por el/la Concejal/a de Cultura del Ayuntamiento de Arnedo, María Carmen Martínez Lasanta o persona designada para sustituirla y el/la Directora/a de la Biblioteca (quien actuará de Secretario/a)

Carmen Martínez Lasanta En la Rueda de Prensa

Buenas tardes. Nos vais a permitir que sea Eduardo el que comience esta nuestra breve intervención:

    “Amo el cine auténtico, el cine de siempre, el cine que cumple años porque goza de una    permanente juventud, aúna la capacidad de contar historias, crear espectáculo y proporcionar conocimientos acerca de lo eterno que hay en los hombres y las mujeres de todas las latitudes”.

Eduardo hablaba de cine y utilizaba la palabra amor a conciencia porque era un mago de la palabra y elegía siempre con maestría la que buscaba. Él amaba el cine, lo amaba con pasión, amaba el cine recién estrenado y el buen cine que visionaba una y otra vez, disfrutaba comentándolo en prensa o en radio y era feliz presentándolo en cine-clubs e intercambiando impresiones a la salida de los Golem o del Bretón, en Biarritz, San Sebastián o Valladolid o, mejor aún, alrededor de una mesa compartiendo pan y amistad.

Y, como amaba el cine, le dedicaba tiempo, mucho tiempo: lo estudiaba sin descanso y con pasión en sus libros, sus revistas, sus enciclopedias, esas que hoy se van a quedar aquí en esa preciosa sala de cultura cargada de historia y de vida.

No imaginamos mejor lugar para separarnos de este material tan querido para él y para nosotras, y estamos seguras de que estaría encantado de que esté aquí, en su también amado Arnedo, en el lugar que le vio nacer y en el que visionó las primeras películas en el cine en el que por las tardes trabajaba su padre Fortunato como acomodador.

En Arnedo surgió este amor por el cine y en Arnedo seguirán esos libros que él seleccionó con mimo, estudió con ahínco, subrayó con interés y guardó como un tesoro. Pronto estarán disponibles para quien quiera tomarlos prestados y él estará encantado porque será continuar lo que siempre hizo en casa: prestarlos a todo aquel golmajo de cine que se los pidiese.

       “Desde mis convicciones ‒decía‒, reivindico un futuro donde juntos podamos seguir viendo este cine con mayúsculas que nos dignifica y nos eleva a muchos palmos sobre el suelo, que nos hace reír y llorar al mismo tiempo en la mejor paradoja de nosotros mismos”.

Sabemos lo orgulloso que Eduardo estaría de ver cómo se ha consolidado Octubre Corto, el festival que conoció en sus primeros años y que hoy brilla con luz propia. Por eso es otra gran alegría que también los fondos del festival vayan a engrosar el legado cinematográfico a la biblioteca arnedana y que con ambas donaciones el cine con mayúsculas se quede aquí en Arnedo y, por ende, a disposición de todos los riojanos.

Gracias al Ayuntamiento de Arnedo por acoger este Legado y a Pedro por su inestimable ayuda y colaboración para que hoy sea una realidad.